Servicio religioso

En un estado aconfesional como el español es inconcebible mantener estructuras militarizadas de cualquer tipo de confesión religiosa por muy numerosas que sean con caracter estadístico, por lo que el mantenimiento de militares religiosos con empleo militar con cargo a las arcas del Estado sea poco menos que una anecdota sino fuese porque al amparo de la existencia de la confesión mayoritaria y en aras a dar cumplimiento a otras confesiones, las religiones minoritarias demandarían disponer de cargos de similar rango militar en el seno de las Fuerzas Armadas, suponiendo un grave problema que se debe circunscribir unica y exclusivamente al ambito privado de los ciudadanos miliatares fuera de sus cometidos y tiempos de servicios.

El hecho de que en muchas unidades de Melilla y Ceuta predominen los militares musulmanes hace que por simple coherencia se deban ordenar imanes para integrarse en igualdad a los sacerdotes catolicos en el seno de las FAS. Si le sumamos que en los proximos años otras confesiones religiosas pueden solicitar su incorporacion castrense la situación puede tornarse complicada e introducir conflictos entre confesiones por discriminación y problemas ajenos a la función meramente castrense.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola