El partido de militares se presentará a las elecciones europeas

El primer partido político dirigido a captar el voto de los militares empieza a tomar forma. Confidencial Digital contó a principios de este 2018 que un grupo de reservistas, muchos integrados en la Organización de Apoyo a las Fuerzas Armadas (OATM), militares en la reserva y civiles simpatizantes de los ejércitos había decidido fundar ‘Milites’.

Esta formación política nació con la convicción de que el trabajo de las asociaciones profesionales no es suficiente para conseguir los cambios que requieren los militares, sobre todo los de tropa y marinería. Además, argumentan, ningún partido político -ni los “viejos”, PP y PSOE, ni los “nuevos”, Ciudadanos y Podemos- se preocupa por impulsar reformas en el Gobierno o en las Cortes que mejoren las condiciones laborales y de vida de los efectivos de las Fuerzas Armadas.

Los impulsores de ‘Milites’ se encuentran inmersos en un proceso de organización interna y creación de cuadros directivos, antes de presentar la documentación requerida para inscribirse en el Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior.

En paralelo, ECD ha podido saber que este partido “militar” está celebrando reuniones con sus primeros simpatizantes (militares, la mayoría) para presentarles el proyecto y conocer la acogida que tienen sus propuestas: cuáles apoyan, cuáles consideran urgentes, cuáles rechazan y cuáles les son indiferentes.

El objetivo de la dirección de ‘Milites’ es firme: mejorar y enriquecer sus propuestas para elaborar un programa electoral ambicioso y completo con el que presentarse a las elecciones europeas.
Dar el salto en las elecciones al Parlamento Europeo

Su primera intención era participar en las elecciones andaluzas, que estaban previstas para marzo de 2019. Sin embargo, el adelanto electoral decidido por Susana Díaz para el 2 de diciembre les ha dejado sin tiempo: “Queríamos presentarnos en Andalucía, porque es una comunidad en la que hay muchos cuarteles y mucha población militar”.

Una vez descartada la convocatoria en Andalucía, ‘Milites’ se ha fijado como objetivo los comicios al Parlamento Europeo, que se celebrarán en nuestro país el domingo 26 de mayo de 2019 junto a las elecciones autonómicas de 13 comunidades autónomas, las elecciones forales vascas y las elecciones municipales en todos los ayuntamientos de España.

Tradicionalmente las elecciones europeas son elegidas por las pequeñas formaciones y los nuevos partidos para tratar de dar el salto a la política. Al ser circunscripción única nacional y pesar menos el argumento del voto útil, los ciudadanos suelen “atreverse” a votar a plataformas de reciente creación y minoritarios. Hay que recordar que Podemos se convirtió en un actor relevante en el panorama político español tras las europeas de 2014.
Un nicho electoral entre los grandes partidos

Una vez que se inscriban y se organicen de forma interna, los primeros dirigentes del partido político para militares comenzarán a elaborar la lista electoral con la que concurrirán a esos comicios. El objetivo es lograr, al menos, un escaño en el Parlamento Europeo.

Las fuentes consultadas explican que en los últimos meses han detectado entre militares y el entorno de las Fuerzas Armadas -familiares, reservistas, militares en la reserva…-, un estado de ánimo de gran desapego hacia los grandes partidos. Por ejemplo, hacia el PSOE: desde el colectivo “45 sin despidos” denunciaron que, tras hacerse eco de sus propuestas para no ser despedidos al cumplir esa edad estando en la oposición, los socialistas se olvidaron de ellos al llegar Pedro Sánchez a La Moncloa.

En este contexto, pretenden conseguir un hueco en ese nicho del electorado. Su idea es poner en el centro del debate político los problemas que aquejan a los militares, y proponer soluciones que, según denuncian, ni PP ni PSOE ni otros partidos se deciden a adoptar.

Acuden a unos comicios europeos. Son conscientes, por tanto, de que no influirán directamente en la legislación española. Pero, por un lado, esperan llamar la atención sobre estos asuntos; y, por otro, “en la Unión Europea también se habla de seguridad y de defensa, y se toman decisiones que afectan a los militares”.

Recuerdan que las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas han presentado quejas ante la Comisión Europea, o han acudido a los tribunales europeos a reclamar cuestiones de derechos laborales. Con un escaño en Estrasburgo, su máxima aspiración, podrían potenciar estas batallas.
Fin a la justicia militar y a los privilegios

‘Milites’ va a ir perfilando su programa electoral, a partir de las propuestas que ya tenía planteadas y otras ideas que va recabando. Para ello han convocado reuniones con asociaciones profesionales, presentaciones públicas, campañas a través de Internet…

Entre sus propuestas ya hay algunas medidas llamativas: asimilar la justicia militar a la ordinaria y derogar el Código Penal Militar; desmilitarizar la Guardia Civil, para que no dependa del Ministerio de Defensa, e incluso fusionarla con la Policía Nacional en un único cuerpo policial.

También destacan sus planteamientos a favor de una mayor aconfesionalidad de las Fuerzas Armadas, que implicaría, por ejemplo, suprimir la escala religiosa dentro de los tres ejércitos. Apuestan por implementar protocolos de actuación frente al acoso laboral y sexual, y también por poner fin a los privilegios de oficiales y altos mandos: alojamientos especiales, programas sociales pensionados…
Una campaña electoral atípica

Desde ‘Milites’ responden también a los obstáculos que supone un partido impulsado por el entorno militar y dirigido a militares. Y es que la legislación actual prohíbe a los miembros de las Fuerzas Armadas en activo la afiliación a partidos políticos. En una campaña electoral ni ellos ni ningún partido puede hacer campaña en un cuartel, organizar allí mítines o repartir propaganda política.

Pero los impulsores del primer partido político “militar” tienen decidido lanzar una campaña potente gracias a las redes sociales y las nuevas tecnologías. De hecho, ya está celebrando “reuniones telemáticas” para presentar su proyecto.

Lo hacen a través de su página web, donde cualquiera puede conectarse a un chat de forma anónima para seguir en directo los mítines, participar en presentaciones realizadas a tiempo real, enviar preguntas, mandar documentos con propuestas…

Todo ello, de forma sin poner en riesgo la identidad de los seguidores. “No podemos hacer una campaña al uso, también porque la mayoría de los simpatizantes y votantes son militares en activo que piden quedar en el anonimato”, señalan en ‘Milites’. De ahí que estén decididos a garantizar la confidencialidad de quienes les apoyan.

También confían en las redes sociales para darse a conocer. Por ejemplo, destacan que el movimiento “45 sin despidos” creció en Twitter, Facebook, Instagram… y a través de estas redes convocó con éxito una manifestación ante el Ministerio de Defensa.

Y destacan otra prevención: “A una manifestación como esa o a un mitin acuden siempre personas de inteligencia de las Fuerzas Armadas y hacen fotografías para identificar a los asistentes”. Por Internet, y con sistemas que garanticen el anonimato, creen que será más fácil llegar al colectivo militar y tratar de ganar su voto para las elecciones europeas del 26 de mayo.

Fuente: ECD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
A %d blogueros les gusta esto: